Home   /   Politica  /  Tema del día  /   “Juntos por el Cambio” y una nueva fórmula: Lavagna-Urtubey
“Juntos por el Cambio” y una nueva fórmula: Lavagna-Urtubey

El nuevo nombre de Cambiemos tras la incorporación de Pichetto al frente electoral está cocinado y ya se estarán imprimiendo la nueva “publicidad” marketinera.

Buenos Aires, 23 de abril de 2019.- El presidente Mauricio Macri se reunió esta tarde en la Casa de Gobierno con los gobernadores de Cambiemos. Asistieron al encuentro con el Jefe de Estado los mandatarios provinciales María Eugenia Vidal (Buenos Aires), Horacio Rodríguez Larreta (Ciudad de Buenos Aires), Gustavo Valdés (Corrientes), Gerardo Morales (Jujuy) y Alfredo Cornejo (Mendoza). Participaron, asimismo, el jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio.
Foto: Presidencia de la Nación

En lo que fue la reunión de la conducción de la alianza gobernante de esta mañana decidieron cambiarle el nombre para ver si pueden llegar a ganar. La estatégia era simple: frente a la implosión de Aleternativa Federal (Massa muy cerca de los FF, uno irremediablmente gobernador y dos demasiado macristas) el purismo dio paso a lo pragmático: “cosechemos votos del centro”, como sugiere Cornejo, “mejoremos nuestro interlocutor con los gobernadores victoriosos” y “hagamos aprobar lo que nos pide el FMI palanqueando al Congreso” serían las frases que resumen la cuestión. Barba y bigote: de “Cambiemos” a “Juntos”: a Duran Barba parece que se le acabaron las buenas ideas, y Pichetto es el vice de la fórmula. Y salían todos a festejar la foto y pasó que se acabó la fiesta, se prendieron las luces y una pareja que nadie había visto toma -por un minuto- el centro de la escena.

El ex ministro Roberto Lavagna que venía a ser  “nuestro Adenauer” -J. Asís dixit- para unir las “dos” argentinas, se queda parado en el centro, casi solo. Lo acompaña Urtubey. ¿cuantos votos suman y de quienes? está por verse: redondeando, la pareja se llevaría un 10% de los votos, pero habría que ver su origen. Ese desencantado tercio que esta hace meses indeciso tiene una composición tan heterogénea como cambiante. Quien escribe piensa que es una fórmula inconveniente para Macri-chetto, pues se llevan esos votos de centro, cargados de odio. Además, recuerde que la ideología “desarrollista” de Lavagna bien podría ser una excusa para aquellos radicales desencantados que realmente creyeron en el Programa de Avellaneda y tragan sapos hace casi 4 añitos.

Otra pregunta ¿Cuantos votos se llevaría Massa, de arreglar con los FF? ¿Cómo votarían los sectores empresariales vinculados a la UIA-FR? No pregunto sobre los bancos ni sobre la mayoría laburante y empobrecida, esos votos tienen un dueño y una dueña, en ese caprichoso orden.

 

Ampliaremos

Etiquetas

Notas Relacionadas