Home   /   País  /  Economia  /   La Argentina de Macri: aumentó un 7,5% la canasta básica y un 73% la ganancia de los bancos
La Argentina de Macri: aumentó un 7,5% la canasta básica y un 73% la ganancia de los bancos

Un fiel reflejo de la Argentina de Macri y los CEOs se ve en que la Canasta Básica Total registró un aumento interanual del 7,5%; acumulando un 54,6% en estos primeros 10 meses del año. Mientras, los bancos registran ganancias incalculables. Claro, las crisis no generan pérdidas generales. El mito de que “todos tenemos que ceder un poco” como dice el inefable presidente, es rotundamente falso. La crisis generó una transferencia de ingresos hacia el sector financiero.

Los perdedores

En octubre una familia tipo (2 adultos y dos hijos) necesitó tener ingresos de $24.241,17 para no caer en la pobreza. El acumulado supera cualquier índice inflacionario. Según el INDEC la CBT (canasta básica total) ya había aumentado un 8,1% en septiembre y ahora en octubre un 7,5%. En síntesis, necesitaron “$ 8.564,61 por encima de los $ 15.676,56 que valía en octubre de 2017″.

A diferencia del índice de precios al consumidor, la CBT mide los productos y servicios básicos para el hogar (pan, papa, fideos, arroz, carnes, leche, etc). Y muestra realmente las consecuencias de la inflación. Ningún salario ha subido este año un 54,6%, ni un 40% que aproximadamente midió el IPC. Cuando se produce una pérdida del salario real, y una consecuente caída del consumo (por las paritarias bajas, la devaluación y la inflación) hay bienes y servicios que igual continúan aumentando. ¿Sino qué puede uno comer? El ejemplo de los fideos y el arroz es suficiente para comprender la situación, sus precios han aumentado una enormidad.

Los ganadores

Como contracara vemos que los bancos han obtenido ganancias que llegan a niveles de obscenidad. En el informe de Bancos publicado por el BCRA en septiembre lograron una ganancia de $12.899 millones de pesos, un 73,3% más que igual mes del año pasado. Midiendo el 2018, acumularon beneficios por 118.724 millones de pesos (contra los $63.738 millones de igual período del año pasado). Publica PáginaI12, ” las políticas públicas del gobierno de Cambiemos favorecieron las actividades financieras y especulativas. El cobro de intereses fue uno de los principales elementos junto con las inversiones que ajustan por inflación. Se anotaron también importantes ingresos en el rubro de títulos valores, el que computa las entradas por la licitación de Leliq.”.

Un dato que conecta ambos puntos es que “el balance de los bancos, al margen de las fuertes ganancias, mostró el impacto de la crisis financiera para la población. Los cargos por incobrabilidad sumaron 6603 millones de pesos, un 137 por ciento más que el año pasado. La devaluación, la inflación y el aumento de la tasa de interés afectaron la capacidad de repago de los clientes. Los cheques rechazados y la morosidad de los préstamos a familias llegó a los niveles más elevados desde 2010. Esto no sólo afecto a la banca tradicional sino a las entidades dedicadas a ofrecer préstamos. Las instituciones financieras no tradicionales registraron pérdidas por primera vez desde 2010.” (páginaI12)

Durante años los argentinos tuvimos que acceder a algún tipo de financiación a través de las tarjetas de crédito. Con la inflación, pero con salarios elevados, la capacidad de ahorro se volcaba a la industria automotriz y compras con tarjeta. Los bancos no ofrecían préstamos baratos y el gobierno anterior no los intervenía. Con Macri proliferaron los créditos atados a la inflación, como los UVA, llevando a miles de personas a situaciones hoy “incobrables”.

Pero una situación que observamos y vivimos todos es que los bancos siguen ganando, y cada vez más. Los intereses de las tarjetas de crédito han seguido el ritmo de la tasas de interés de referencia que el BCRA aumentó a niveles exorbitantes. Y en este contexto de crisis, y de aumento de precios en la canasta básica, los argentinos cada vez usamos más la tarjeta de crédito para compras en supermercados o mayoristas. Triste realidad a la que nos lleva la ceocracia de Macri y los radicales pro.

Compras de fideos y arroz con tarjeta de crédito… la verdadera política de Macri.

Notas Relacionadas