Home   /   Editorial  /   La inflación de Cambiemos marca el récord de los últimos 27 años
La inflación de Cambiemos marca el récord de los últimos 27 años

Evidentemente la inflación ha demostrado no ser un problema, el precio de los bienes y servicios sólo ha conocido una dirección: hacia arriba.

El país no tenía tanta inflación desde 1991 (84%), cuando aún se sufrían los efectos de la crisis hiperinflacionaria del alfonsinismo, una de las mayores en la historia humana desde que tiene registro (3000% en 1989).

De acuerdo al Indec, el índice de Precios al Consumidor (IPC-Costo de Vida) aumentó 2,6% en diciembre y acumuló un alza del 47,6% durante el 2018. Esta cifra es casi cinco veces la pronosticada por el gobierno a finales de 2017.

Este fue el resultado de la brutal devaluación de la moneda nacional (superior al 100%) y los tarifazos (sólo el Transporte aumentó un 66,8%) impuestos por el gobierno. Ambos encarecieron la producción y adquisición de bienes y servicios a niveles históricos. Destruyendo así el poder adquisitivo de los argentinos. Teniendo en cuenta los magros aumentos salariales, el salario promedio de los trabajadores perdió cerca de un 10% de su poder de compra según estudios recientes.

Peores resultados tuvieron los ingresos más bajos, el Salario Mínimo, Vital y Móvil aumentó un 27,5% en 2018 y las jubilaciones un 29% en promedio según cifras oficiales. Esto significa que aquellos que menos ganan en el país, sufrieron una pérdida cercana al 20% de sus ingresos. Para ilustrar la brutal caída, si un jubilado podía comprar con todos sus ingresos 5 kilos de pan en enero, durante el mes de diciembre le alcanzó solamente para 4.

Publica Ámbito: “El rector de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), Nicolás Trotta, enfatizó que “la caída del salario real es de tal magnitud que hoy el poder adquisitivo está en su nivel más bajo en una década. Será recordado como el de mayor caída del poder adquisitivo de los últimos 30, con excepción de 1989 y 2002”.”

Nuestra provincia tampoco se ha salvado del flagelo. De acuerdo con los datos de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas de la provincia (DEIE) la inflación en Mendoza fue del 53,7% en 2018 y superando así la media nacional.

Según publica el Diario Los Andes: “en el año los mayores incrementos se dieron en “transporte y comunicaciones” que acumuló la suba más pronunciada (67,1%), seguido de “equipamiento y mantenimiento del hogar” (63%), vivienda y servicios básicos (57,3%), “alimentos y bebidas” (51,2%), “esparcimiento” (47,7%), “otros bienes y servicios” (47,2%), Indumentaria (34,2%), y el rubro que menos se incrementó fue “educación” con un 22,5% acumulado desde enero de 2018.”

De esta manera podemos ver que la inflación han sido alimentada por las políticas de ajuste llevadas a cabo por el macrismo a nivel nacional y por Cornejo a nivel provincial. La coincidencia que hay en los aumentos autorizados de los servicios públicos es un claro ejemplo.

El ministro de Transporte Guillermo Dietrich anunció el pasado diciembre un aumento del transporte público en el Área Metropolitana de Buenos Aires del 38% en promedio. Al mismo tiempo y en el mismo rubro, Cornejo aumentó más del 60% el boleto de colectivo en nuestra provincia. Ejemplos similares se reproducen en el caso de las tarifas de otros servicios básicos.

Esta es una muestra de como el Estado en manos de Cambiemos, destina cada vez menos recursos para el bienestar de los argentinos. Fondos que luego se van a alimentar la especulación financiera y determinan el continuo crecimiento de la deuda pública. Sólo en las Lebac, se pagaron intereses equivalentes a 25 mil millones de dólares durante sus 33 meses de aplicación. Mientras que la deuda pública en 2017 equivalía al 57% del PBI en 2017, hoy supera el 95%.

 

 

 

 

 

 

 

 

Notas Relacionadas