Home   /   Mundo  /   LA SALIDA DEL REINO UNIDO DE LA UNIÓN EUROPEA Y SUS CONSECUENCIAS
LA SALIDA DEL REINO UNIDO DE LA UNIÓN EUROPEA Y SUS CONSECUENCIAS

Ha pasado más de un mes desde que el Reino Unido celebró su salida de la organización continental conocida como Unión Europea. Ya van casi tres años y medio desde que el 52% de los británicos decidió retirarse, siendo los primeros en la historia en dejar el bloque.

Por su parte, habrá un periodo de transición hasta el 31 de diciembre de este año para hacer definitivo el retiro. Es decir que el Reino Unido seguirá siendo parte del Mercado Común Europeo y la Unión Europea, como así también continuará aportando al presupuesto europeo en lo que queda del 2020. Sin embargo, no participará en la toma de decisiones de los distintos organismos de la Unión (sin voz ni voto).

Es preciso tener presente cuáles son las consecuencias de todo esto:

El Reino Unido dejará de contribuir al presupuesto europeo, por lo que recuperará el monto destinado a políticas internacionales (de la Unión Europea) para abocarlo hacia su interior. Vale mencionar que es el miembro que mayor aporte hace a la integración, llegando a entregar cerca del 14% de los recursos totales que aportan entre todos los Estados del bloque.

Por otro lado, el costo por haber adquirido ciertos beneficios como país miembro durante casi 50 años, será de aproximadamente 45.000 millones de euros que deberá abonar en los años subsiguientes.

Según un estudio reciente del Instituto Jacques Delors, el ‘brexit’ representaría un “impacto” para el presupuesto comunitario por un déficit “de 5.000 a 17.000 millones de euros anuales”, en función de si los 27 Estados restantes deciden aumentar sus contribuciones, reducir sus gastos o combinar ambas políticas.1

Se estima también que la Unión Europea podría perder influencia en las Naciones Unidas debido a que cuenta con dos países miembros, que son Francia y el Reino Unido, con veto en el Consejo de Seguridad. A partir de entonces, sólo quedaría Francia. En contraparte, el archipiélago perdería el respaldo exclusivo de los demás miembros del bloque en los distintos órganos. Resta ver la relevancia que esto puede tener de aquí en adelante.

Por añadidura, una problemática interna en el proceso es que Escocia e Irlanda del Norte podrían solicitar al Reino Unido su separación (independencia) para volver a unirse a la Unión Europea, dejando Inglaterra y Gales. De hecho ya han comenzado los conflictos. Es preciso aclarar que el Reino Unido se compone de Gran Bretaña e Irlanda del Norte; siendo que Gran Bretaña es formada por Inglaterra, Escocia y Gales.

En el referéndum que se llevó acabo, solo Escocia e Irlanda del Norte favorecieron la permanencia en la Unión Europea. La mayoría de Inglaterra y Gales votó a favor de la separación.

Para tratar de mantener los controles fronterizos, Boris Johnson planea llegar a un acuerdo con Irlanda del Norte en la que ésta también abandone la Unión Europea, pero manteniendo las regulaciones aduaneras del Mercado Único durante los próximos cuatro años, hasta 2025.

Tras el pacto dado el año pasado entre Johnson y Leo Varadkan Taoiseachin, espera llegar a un acuerdo antes del 31 de diciembre que le permita a Gran Bretaña y al resto de los países que conforman el Reino Unido mantener firme su salida de la UE, pero manteniendo la unidad.

En el ámbito comercial, las empresas del Reino Unido tendrán que pagar más impuestos y aranceles para negociar con el resto de la UE, ya que será considerado un extranjero. Además, tanto los empresarios y empleadores del país tendrán que “dejar de depender” de la mano de obra barata de Europa e invertir en la capacitación de su propio personal.

El plan de Johnson es negociar tratados de libre comercio (como forma de seguir manteniendo algún tipo de relación con  la EU) y aumentar la inversión en salud pública y educación.  Así también planea regular el sistema migratorio y el judicial. Si bien los ciudadanos británicos como los ciudadanos europeos mantendrán los mismos derechos tanto en el Reino Unido como en la UE, se pretende controlar la llegada de personas consideradas “poco calificadas para un trabajo”, provenientes de la inmigración, y de esa forma poder retomar control y dominio de las fronteras.

 

 

1https://www.eltiempo.com/mundo/europa/lo-que-pierde-y-lo-que-gana-el-reino-unido-y-la-union-europea-72732

2 lavanguardia.com/vida/junior-report/20200130/473205982984/acuerdo-comercial-brexit-union-europea.html

3https://www.lavanguardia.com/vida/junior-report/20200122/473072929239/consecuencias-brexit-politicas-presupuesto-derechos.html

Notas Relacionadas