Home   /   Destacadas  /  Tema del día  /   La segunda derrota de Cornejo
La segunda derrota de Cornejo

El gobernador sostuvo dos claros lineamientos en su gobierno: seguir las políticas nacionales de la Alianza macrista a la que pertenece, y buscar por todos los medios posibles allanar el camino para el sucesor que designe. Sufrió un puñado de derrotas y alcanzó algunas victorias que verán su verdadero alcance tras las elecciones provinciales y nacionales; en ese momento se estimará cuanto poder conservará Cornejo dentro de la UCR, la Alianza Cambiemos y en la provincia.

Hasta el momento la derrota más significativa que sufrió fue la negativa a la ampliación de la corte de justicia provincial pues, de lograrlo tendría la influencia necesaria en el máximo órgano judicial de Mendoza luego de terminado su mandato.

Su logro máximo es su capacidad de camuflaje, para eludir el peso de la imagen negativa del Presidente y que ésta no se transfiriera a su gobierno. Además, para evitar cualquier trago amargo por esta causa, desdobló las elecciones para evitar riesgos pues las encuestas indicaban que si su candidato compartía la lista con Macri, perdería 20 puntos de intención de votos.

En las últimas horas el gobernador debió reconocer públicamente que no realizará más acciones judiciales contra los intendentes del Partido Justicialista que buscan una nueva reelección en los municipios de Lavalle, San Rafael, San Martín y Tunuyán.

De esta forma se consolida el nuevo fracaso en la estrategia de Cornejo, en su búsqueda de poder indefinido, y terminar con cualquier intento de oposición, a partir de intentar proscribir a los intendentes para facilitarle las elecciones a su partido y otros sectores.

En verdad, no debería existir ninguna dificultad de que los ciudadanos voten cuantas veces quieran a un candidato, mientras las elecciones sean libres y periódicas (además de secretas y obligatorias).

Otra discusión es si seguimos las declaraciones del gobernador; la respuesta es que la falta de alternativas a la hora de votar es de todos los partidos y la sociedad en su conjunto, debido a la falta de dirigentes políticos en el momento de recambios dirigenciales o alternativas electorales para los ciudadanos.

Además, es claro que si los intendentes de dichos departamentos son reelegidos es porque pueden ser buenos gobiernos municipales, luego son reelegidos, y porque hasta ahora las alternativas que ofrecen los otros partidos (por ejemplo UCR o Cambia Mendoza) no convencen al electorado.

Notas Relacionadas