Home   /   Latinoamerica  /   Las democracias que están bien y las que no
Las democracias que están bien y las que no

La historia latinoamericana está plagada de intervención extranjera por intereses que no le son propios. Primero fue la corona británica durante todo el s XIX y parte del XX y luego paulatinamente Estados Unidos fue inmiscuyéndose en nuestros asuntos de un modo análogo a los ingleses hasta llegar al s XXI donde son los norteamericanos quienes mayor intervención tienen en nuestros asuntos soberanos. Sugiriendo o imponiendo candidatos o políticas, realizando bloqueos económicos o invasiones o, las técnicas más actuales, haciendo golpes de mercado, judiciales y fogoneando a veces hasta golpes de estado. Con la excusa de “defender la democracia”, hoy en día Estados Unidos no hace más que atacar la soberanía de los países latinoamericanos (y del resto del mundo también).

Solo en un mundo en el que esto está naturalizado es donde puede ocurrir que senadores norteamericanos opinen sobre el régimen democrático de un país, en este caso, Bolivia. Lo que  Ted Cruz, Bob Menéndez y Dick Durbin (legisladores del país del norte) plantean es que Evo no vuelva a presentarse a elecciones, desmedro de que el actual presidente boliviano ha ido en aumento de cantidad de votantes por cada elección en la que ha participado. Planteándolo al revés, es como sí Miguel Ángel Pichetto (senador nacional por la provincia de Río Negro) saliera a decir que la presidencia de Donald Trump no es válida puesto que sacó menos votos totales que Hilary Clinton y que este debería abandonar el cargo. Irrisorio ¿no?

Sin embargo, el afán por intervenir en decisiones democráticas es selectivo. Nadie salió a hablar de “ir en contra de la democracia” cuando Angela Merkel ganó por 4ta vez consecutiva el cargo de Canciller Federal de Alemania, extendiendo su gobierno sobre la nación germánica por 16 años. Los medios no hablaron entonces de la “eternización en el poder” y tanto otros motes que le ponen a las reelecciones no deseadas por Estados Unidos y la CIA.

Líder de echo de la Unión Europea, Merkel es la representación de la socialdemocracia alemana en el poder y del sistema financiero en el gobierno. Sus políticas concentradas en la ganancia del capital especulativo y la disminución de la producción han dejado a varios países de la periferia europea en la ruina (Grecia) y a otros en lenta decadencia (Francia). Una aliada de los accionistas, bonistas y fondos buitres. Eso explica el cariño que le tienen “los paises serios” a la perpetua reelección de Merkel.

Por el otro lado, Evo ha desarrollado a Bolivia dándole un crecimiento continuo en su PBI aún cuando los demás países de la región vienen de recesión (incluso los gigantes de Argentina y Brasil). Alejado de los organismos multilaterales de crédito, Evo consigue en cada elección juntar más votantes a base a políticas claras de inclusión (campaña de alfabetización “Yo si puedo”) y promoción del trabajo (nacionalización de hidrocarburos, promoción del cultivo de soja, entre otros). Todo esto con apoyo de otros estados “antidemocráticos” como Cuba, Venezuela o Argentina y Brasil en tiempos de los Kirchner, Lula y Dilma. Se evidencia porque su reelección va en contra del concepto democrático estadounidense que es o permitir el libre mercado dejando de lado la soberanía o sufrir las consecuencias.

Con Macri en Argentina, Bolsonaro en Brasil, Maduro peleadno con uñas y dientes en Venezuela, Evo se ve cada vez más solo en esta América Latina que siente día a día los embates norteamericanos para cumplir su sueño de convertirnos en su patio trasero. Son tiempos duros para la soberanía latinoamericana.

RIN


Senadores de EE.UU. piden a Evo Morales no presentarse a elecciones presidenciales

Los legisladores Ted Cruz, Bob Menéndez y Dick Durbin presentaron una resolución que pide al mandatario boliviano respetar los mandatos presidenciales que dicta su Constitución.

Evo Morales

Los senadores de EE.UU. Ted Cruz, Bob Menéndez y Dick Durbin presentaron una resolución legislativa que pide al presidente de Bolivia, Evo Morales , respetar los mandatos presidenciales que dicta su Constitución y no se presente a las elecciones de octubre.

” Bolivia se encamina a una dirección muy peligrosa, alineándose con regímenes ilegítimos e ilegales, incluido el de (Nicolás) Maduro en Venezuela. Es importante que todas las partes respeten la Constitución de Bolivia, que incluye límites de mandatos”, expresó el senador republicano Ted Cruz.

La resolución, liderada por el demócrata Bob Menéndez, insta a las democracias latinoamericanas, incluyendo Bolivia, que respeten “las pacíficas transferencias regulares de poder a través de elecciones”.

"Nuestra solidaridad con el pueblo venezolano y el hermano Nicolás Maduro, en estas horas decisivas en que las garras del imperialismo", señaló Evo Morales. (Getty)

“Debemos tener un enfoque claro y coherente contra cualquier líder electo que intente extender su control del poder al eludir la propia Constitución de su país”, indicó Menéndez, del Comité de Relaciones Internacionales del Senado estadounidense.

Dick Durbin, del Partido Demócrata, dijo que La Paz debe respetar los límites de mandato presidencial y “romper con el desacreditado modelo de líder vitalicio visto solo en los pocos estados fallidos de la región”.

Ted Cruz

Evo Morales es el presidente con más tiempo en el cargo en la historia de Bolivia. Asumió el poder desde 2006 y aspira a un cuarto mandato consecutivo hasta 2025. Ello luego de que el Tribunal Constitucional determinara en 2017 que tiene derecho a una reelección indefinida.

En noviembre de 2017, el Tribunal Constitucional boliviano habilitó a Evo Morales para la reelección considerando que tiene derecho a ser elegido y el pueblo a elegirlo frente a lo que establece la Carta Magna.

El Tribunal Supremo Electoral de Bolivia decidió que prevalecía la resolución del Tribunal Constitucional pese a que la Constitución limita a dos mandatos consecutivos y un referéndum que negó a Evo Morales la supresión de dicho límite.


Perú21

Notas Relacionadas