Home   /   Opinión  /   Las exportaciones de energía y el endeudamiento odioso macrista
Las exportaciones de energía y el endeudamiento odioso macrista

Según datos del Observatorio de la Deuda (UMET), la deuda externa argentina creció en 163.023 millones de dólares desde Macri presidente, ubicándose en un 105,5% del PBI. Por supuesto, esto incluye el Stand By del FMI.

En el último informe del organismo citado se lee además que “Si se analiza el Balance Cambiario del BCRA con datos a octubre de 2018 se obtiene que desde diciembre de 2015… la fuga de capitales… alcanza los 88.458 millones de dólares”. Y “Si se agregasen los Intereses de la deuda… en el cómputo de la fuga de capitales,entonces la cifra total alcanzaría los USD 117.028 millones”. Corregir el déficit comercial es neurálgico, entre otras acciones. En este sentido, el aporte del sector energético resulta vital.Hablamos del saqueo exportador en materia de gas natural, petróleo y combustibles. Ello requiere un mercado interno progresivamente atrofiado que los consuma cada vez menos, tal y como está sucediendo.

El gráfico enseña la composición de las exportaciones por grandes rubros y las importaciones por usos económicos para los doce meses de 2018. En el subrayado nuestro, las exportaciones de “combustibles y energía”. Si bien participan con el menor porcentaje respecto de las MOI, MOA y Productos Primarios, fueron las que más se expandieron interanualmente. En efecto, crecieron un 69,2% respecto de 2017. Y son las que más proyección de crecimiento pueden tener. Totalizaron en 2018 unos 4.190 millones de dólares (contra 2.477 millones el año previo). (1) Sin ellas, el saldo comercial que fue negativo en 3.280 millones hubiera superado los 7.000 millones.

En 2018, a partir de la Resolución 104, las exportaciones comenzaron su marcha ascendente.En cuanto a los combustibles habían arrancado a comienzos de año. El tarifazo de los servicios públicos, como del precio de las naftas y gasoil contribuyen a la generación de excedente:

La demanda de gas residencial en 2018 fue 5,6% inferior a la de 2015. Con respecto a la demanda de combustibles a nivel mercado interno cayó 10% en igual período. Obsérvese en este caso la clara división entre el ascenso y la caída de su consumo que marcó el último año del gobierno de Cristina de Kirchner.

Las exportaciones energéticas son un saqueo al pueblo argentino por el objetivo que deben cumplir: el sostenimiento de un endeudamiento odioso, ilegítimo e insostenible. La progresiva atrofia del mercado interno es esencial en este sentido.

(1) Las exportaciones de biodiésel y sus mezclas pasaron de 125 millones de dólares endiciembre de 2017 a 56 millones en diciembre de 2018.

Etiquetas

Notas Relacionadas