Home   /   País  /  Politica  /   Lavagna: “La soberbia es el principal problema político del Gobierno”
Lavagna: “La soberbia es el principal problema político del Gobierno”

Roberto Lavagna es uno de los posibles candidatos con posibilidades de triunfo ciertas frente a Macri. Probablemente pueda ser el candidato de la unidad en un gran frente antimacrista.

Por ahora estoy en la tarea de generar esta idea de que sin un gobierno de unidad nacional no se sale de esta situación económica y social que vive el país. Este no es tiempo de minorías, de gente que manda y otros que obedecen. Es tiempo de articular consensos básicos, no sólo en economía, sino también en cuestiones institucionales.

-¿Está dispuesto a ser candidato presidencial si se da ese escenario de un amplio consenso?

-Si se dieran esas circunstancias e hiciera falta, sí, sería candidato.

-¿Cómo se planta usted frente a la grieta macrismo vs. kirchnerismo?

-El planteo fundamental hoy es pasado versus futuro. Quienes ejercieron el gobierno anterior y el actual generaron una enorme decepción en mucha gente. En los últimos cuatro años de la gestión anterior, hubo dos años de crecimiento y dos de caída del PIB. En el caso de la actual administración, tres años de caída en términos reales de los ingresos de los argentinos. Bueno, eso es el pasado. El futuro es resolver cómo el país utiliza la enorme cantidad de recursos que tiene.

-¿El problema del Gobierno nacional es político o económico?

-El principal problema nace de su soberbia. Creer que con el 30 o 35 por ciento de los votos que están representados en el Congreso se puede gobernar sin hacer acuerdos con ningún sector es un grave error de soberbia.

-¿Rechaza participar de las Paso dentro del Peronismo Federal?

-Por encima de todo, primero busquemos los consensos. Después vendrá el capítulo operativo de quién y cómo.

-¿Propone ampliar los límites de lo que es el Peronismo Federal?

-Absolutamente. Buscar consensos para armar un gobierno de unidad nacional. La situación del país no da para gobiernos de minorías.

-¿De qué hablaron con Marcelo Tinelli?

-Tinelli es un conductor televisivo, pero la verdad es que se trata de un importante empresario de los medios de comunicación y la industria del entretenimiento que paga más de 400 sueldos mensuales, y que además tiene inquietudes sociales.

-¿Lo vio con inquietudes políticas?

–Si, definitivamente. Hablamos del escenario nacional, pero también de la provincia de Buenos Aires, a la que conoce muy bien.

-¿Cuándo cree que va a definir si es candidato presidencial o no?

-Por ahora, voy a seguir trabajando en buscar consensos con distintos sectores, políticos y sociales, y algunas expresiones provinciales.

-El presidente Macri lo ha cuestionado públicamente en los últimos días. ¿Qué le responde?

-No tengo mucho para responderle porque no sé a título de qué habló: de manera personal, como presidente de la Nación o como contratista del Estado de toda la vida.

-Si finalmente es candidato, ¿por qué quiere ser presidente en este momento del país?

–No estaba para nada en mis planes ser candidato presidencial. Todo arrancó con una encuesta que indicaba que tenía una buena aceptación en la gente. Después de esto, algunos amigos comenzaron a moverse para armar algo, y aquí estamos. No fue una cosa buscada por mí. Le cuento algo que es una anécdota. A mi secretaria personal, con 32 años de trabajo, le había dicho que ya no tendría mi oficina en el centro, lo que indica que no tenía la intención personal de ser candidato.

Notas Relacionadas