Home   /   Análisis  /  Editorial  /   Liberaron a los detenidos en la manifestación de rechazo al MendoTran
Liberaron a los detenidos en la manifestación de rechazo al MendoTran

Este martes  7 de enero se realizó en Las Heras una importante manifestación en rechazo al nuevo sistema de transporte MendoTran, y al aumento del pasaje de más del 60%. Estos dos temas fueron el motivo de la unión de los vecinos de Las Heras, en su mayoría trabajadores y ciudadanos de a pie, los verdaderos afectados por las políticas de Cambiemos a nivel nacional y provincial, y sirvieron para canalizar un sinfín de descontentos que el pueblo mendocino muestra cada vez con mayor vehemencia.

Detrás de los carteles y afiches más grandes de éstas movilizaciones, que tienen al MendoTran como protagonista, se dejan entrever muchos otros, más pequeños pero en igual o mayor cantidad, que evidencian la miseria, el sufrimiento y el hambre generados por el tarifazo, la caída estrepitosa del salario, la asfixiante inflación y el permanente hostigamiento hacia los sectores populares mendocinos.

Tal como venimos repitiendo desde ésta revista, el ajuste tiene como contracara la represión. La violencia que el gobierno nacional, a través de la ministra Patrcia Bullrich, ha profundizado con el paso de los meses sobre todo en Buenos Aires, aquí Mendoza ya comenzó a sentirse. Durante la pacífica manifestación realizada en el municipio lasherino, los vecinos decidieron cortar la Av. San Martín en su intersección con calle Dorrego. Tal como interpreta todo gobierno antipopular, el corte de calles representa un riesgo para el status quo impuesto que garantiza su poder; el problema es que el poder que tiene Cornejo es utilizado en contra y no en favor de los más desprotegidos. Minutos después de obstaculizar el tráfico, comenzaron a caer gases lacrimógenos y a impactar balas de goma en el cuerpo de hombres, niños, mujeres y ancianos.

“Había familias con niños y comenzaron a reprimir con balas de goma. Los chicos terminaron llorando y muy asustados”, aseguró una mujer.

Junto al cobarde “éxito” de diluir la manifestación, la policía logró también detener y trasladar a la Comisaría del Algarrobal a tres personas que se encontraban presentes: Claudio Guevara, Brenda Flores y Tomás Donato.

Debido a la preocupación de los vecinos, los compañeros y abogados Gabriel Delgado y Leandro Fontán, se presentaron en la Oficina Fiscal correspondiente y fueron nombrados defensores de los imputados.

Después de casi 24 horas de angustia y preocupación, la innecesaria e injustificada maniobra puesta en marcha por la Policía de Mendoza, pero dictada desde la Casa de Gobierno, llegó a su fin y las tres personas fueron liberadas. Varios dirigentes sociales y políticos de la provincia que se enteraron de lo ocurrido, como Guillermo Carmona y el diputado Omar Félix se solidarizaron con la situación y demostraron su repudio frente a lo ocurrido.

Desde Revista Integración Nacional rechazamos profundamente toda forma y acción que tenga por fin aplacar la movilización social y el reclamo popular. La justicia que el pueblo mendocino exige, sobre todo el que día tras día se levanta para trabajar y debe tomarse de dos a cuatro colectivos diarios, sólo puede lograrse revirtiendo una decisión que obliga a la mayoría a caminar largas distancias, tomarse varios colectivos e invertir una parte sustancial de su salario devaluado para transportarse, debido a los inflados precios del boleto. Todo lo anterior, causado por un plan de ajuste que reduce el subsidio al transporte público para pagar al FMI los préstamos que sostienen al gobierno nacional.

Entendemos que el Mendotran, los tarifazos y la caída de los salarios son algunas consecuencias del problema mayor que tenemos los mendocinos, y que puede resumirse en dos nombres: Macri y Cornejo. Sin solucionar antes tal problema, será muy difícil resolver los que se desprenden de él. Sin embargo, estamos seguros que la movilización y las muestras de insubordinación de los últimos días, son señales esperanzadoras.

Etiquetas

Notas Relacionadas