Home   /   Opinión  /   ¿Macri y Cristina en ballotage?
¿Macri y Cristina en ballotage?

La mayoría de las encuestas nacionales que se han publicado durante los últimos meses del año 2018 presentan un escenario de polarización entre Mauricio Macri y Cristina Fernández. Cerca de un tercio de los votos iría para el actual Presidente de la Nación y un porcentaje similar para la ex Presidenta. Lejos se ubican el resto de los posibles candidatos. Tanto el PRO como Unidad Ciudadana exhiben con cierto entusiasmo estos registros porque los colocan en segunda vuelta, y desde una perspectiva política convierten al PJ y a la UCR en actores de reparto.

Sin embargo tanto Macri como Cristina Fernández tienen problemas para “romper el techo” y sumar una mayor cantidad de votos por fuera de su núcleo duro. Desde el Kirchnerismo se plantea que la “causa de los cuadernos” no le ha provocado una pérdida de votos a CFK, lo cual es cierto, pero tampoco ha mejorado en las encuestas producto de la crisis económica que sufrió el país el año pasado. El mismo razonamiento se le podría aplicar a la alianza gobernante Cambiemos, pero a la inversa.

En síntesis, HOY habría un virtual empate técnico entre ambos candidatos, pero con un amplio porcentaje de la sociedad (cerca del 40%) que no elige a ninguno de los dos por el momento.

Pero por experiencias ya vividas en nuestro país deberían tomarse con cierto recaudo los resultados que brindan las encuestas realizadas CON TANTO TIEMPO DE ANTICIPACIÓN.

En primer lugar porque la mayor parte de la sociedad tiene la cabeza puesta en otros temas. Como dijo un consultor político con cierta ironía “hacer una encuesta electoral un año antes es como preguntarle a una persona que NO tiene hambre que desea comer”.

Otra razón importante es que todavía no se definen las listas y los diferentes frentes electorales que se van a presentar en las PASO, lo cual transforma los escenarios planteados hasta el momento en simples especulaciones. Para entenderlo mejor, no es lo mismo si CFK va separada de otros sectores del Justicialismo que si se conforma una lista de unidad.

Y además, no es un tema menor que durante la campaña electoral o en las PASO pueda surgir un candidato “TAPADO” que exprese y aglutine a una parte importante de ese 40% de votantes que hoy plantea estar desilusionado con Mauricio Macri y sus políticas de gobierno, pero que tampoco quiere que vuelva Cristina Fernández. De suceder algo así, llegaríamos a un escenario de primera vuelta en Octubre muy distinto al que se especula hoy.

Al estudiar la experiencia reciente de Brasil se ha dicho que los analistas políticos e intelectuales, de diversas ideologías, no vieron venir el fenómeno de Bolsonaro. Sería bueno preguntarse si no lo vieron venir, o no pudieron o no quisieron verlo. NO se trata de hacer una comparación mecánica entre ambos países, sino mostrar que cierto disconformismo social puede encontrar EN EL MOMENTO MENOS ESPERADO una expresión política o un candidato que los represente.

Haciendo una analogía futbolera, daría la sensación que tanto el PRO como Unidad Ciudadana, YA están en la FINAL (ballotage) sin haber jugado todavía los cuartos de final (PASO) y las semifinales (primera vuelta). Sin embargo debería tenerse mucho cuidado con las sentencias apresuradas porque después la realidad nos puede sorprender.

Por suerte es así, sino la vida y la política serían muy aburridas.

Etiquetas

Notas Relacionadas