Home   /   Economia  /   ¿Cómo nos fue en el 2018? ¿Cómo nos irá en el 2019?
¿Cómo nos fue en el 2018? ¿Cómo nos irá en el 2019?

A partir del Trabajo de Dante Moreno, consultor económico de la provincia de Mendoza, hemos elaborado una serie de notas respecto a ciertos índices económicos que nos permiten sacar conclusiones económicas, políticas y sociales de las medidas llevadas adelante por el gobierno nacional. No es ninguna novedad que a muchos nos está yendo mal. La intención de estas notas es contribuir al análisis y debate que necesitamos como pueblo.

Primera parte: Inflación y tipo de Cambio.

Mauricio Macri, mientras estaba en campaña sostenía que la incapacidad para gobernar estaba demostrada por la imposibilidad de controlar la inflación. Por varias causas que no pertenecen al objetivo de la nota, el gobierno de Cambiemos ha sido un claro superador de récords en estos tres años de gobierno.

Durante el año 2018 la inflación acumulada anual fue del 47,6%, el mayor índice desde el año 1991. Lo que esto puede leerse como una pérdida del poder adquisitivo promedio del trabajo argentino. Mientras los aumentos de sueldos fueron mediando un 18%, los bienes y servicios fundamentales de la canasta básica, aumentaron muy encima por el poder de compra de los argentinos.

CUADRO REALIZADO POR DANTE MORENO. ENERO 2019

Para tratar de ser más sencillo, en el 2015 con un salario mínimo vital y móvil de $6060[1] se podían comprar 356 kilos de pan a $17[2] que se encontraba en ese momento; hoy con un SMVM a $11.300[3] se pueden comprar 161 kilos de pan a un precio exorbitante de $70.[4] Es decir 195 kilos de pan menos que hace tres años.

En el caso de Mendoza se profundiza aún más la brecha entre salario y precios porque la inflación fue del 53,7%.

Para peor de males la proyección que realizan las consultoras privadas y el BCRA prevén una inflación del 28,7% anual. Pero los primeros acuerdos paritarios para el presente año, los aumentos han sido a lo sumo del 23%, lo que genera nuevamente una pérdida de poder adquisitivo del salario argentino generando desigualdad y una profundización de la pobreza. Si adicionamos al análisis un escenario de recesión y parálisis de producción de bienes en el país el panorama sigue siendo desalentador.

Para concluir con este tema, es necesario agregar que el BCRA plantea las expectativas de inflación de forma tal que beneficie al FMI y al gobierno nacional que no realiza ningún acto económico sin consultarle a Cristine Largarde. El año pasado el presupuesto nacional fue sancionado con una expectativa inflacionaria del 18%, luego fue modificado por el propio gabinete económico al 23% y finalmente fue del 48%. Lo que nos indica es que probablemente la inflación supere ampliamente las expectativas de los titulares económicos de Cambiemos.

El tipo de cambio en la Argentina.

El tipo de cambio en nuestro país es una variable muy importante, debido a que las importaciones y exportaciones (la balanza comercial), y el importe de la deuda (la balanza de pagos) están condicionados por el valor de la moneda estadounidense.

Como muchos recordarán el dólar aumentó aceleradamente en el periodo de una semana de $28,25 a casi $40 y luego cayó a $38, que es a lo que se mantiene hoy. Durante el año 2018 el aumento del dólar fue de un 107,3%. Solo superado por la moneda bolivariana y por encima de la lira turca que registró un alza del 39,93%.

 Es necesario destacar que desde que asumió el gobierno actual la divisa norteamericana aumentó un 294,3%.

A partir del acuerdo con el FMI, Sandleris el alumno predilecto de Lagarde y presidente del BCRA, fijó bandas cambiarias que permiten anticipar el movimiento del dólar para beneficiar a los grandes tenedores de bonos de nuestro país que en su mayoría están compuestos por bancos internacionales que realizan grandes negocios a costa del trabajo argentino. Lo que sostiene una concentración en pocas manos del capital y una consecuente transferencia de renta nacional al exterior donde el dólar, “valga más”.

Conclusiones y consecuencias.

Evidentemente las medidas de gobierno llevadas adelante por Macri y su gabinete económico están orientadas a un conjunto de clases sociales que se benefician de la especulación financiera y el aumento generalizado de los precios.

Desde estas notas no encontramos errores en el gobierno nacional, ellos no asumieron para que los argentinos vivamos un poco más felices, sino que pretenden empobrecernos y generar la mayor cantidad de ganancia posible para algunos sectores específicos de la economía: a saber, los bancos, las grandes empresas de energía (luz y gas) donde en las juntas directivas aparecen nombres tanto del gobierno nacional como familiares directos de estos.

 

[1] https://www.lanacion.com.ar/1813172-oficializan-el-aumento-del-salario-minimo

[2] http://www.riojalibre.com.ar/politica/95727-en-diciembre-de-2015-el-kilo-de-pan-estaba-17/

[3] https://www.ignacioonline.com.ar/nuevo-valor-del-salario-minimo-desde-diciembre-2018/

[4] https://www.unosanrafael.com.ar/economia/con-estos-costos-el-kilo-pan-deberia-salir-mas-100-pesos-n1728959.html

Notas Relacionadas