Home   /   Editorial  /  Latinoamerica  /  Efemérides  /   Nuevo aniversario de la partida del Compañero Hugo Chavez
Nuevo aniversario de la partida del Compañero Hugo Chavez

Hoy se cumple un nuevo aniversario de la partida del Compañero Hugo Chavez.

Para el recuerdo de su figura no se necesitan homenajes, su obra en vida trasciende cualquier recuerdo.

En momentos de retroceso de los grandes y justos propósitos de la Nación Latinoamericana, asediados por la intervención impoluta del imperialismo, entendemos de gran utilidad y necesariedad reproducir las notas periodísticas que siguen, que escribiera el Jefe de la Revolución Bolivariana en los años 2010 y 2011.


“Las reservas de Venezuela eran escuálidas, estaban en manos del célebre FMI”

  1. Simón Rodríguez, Robinson y la Economía

Hoy amanecí estudiando. Esa debe ser precisamente una de las tareas de un revolucionario. ¡Estudiar, estudiar! Todavía está oscuro y ahora me traen mi café con leche mañanero. Este y el de las 3:00 pm son los únicos dos cafés que me tomo al día. ¡Cuántas cosas han cambiado en mi vida! En verdad he comenzado una nueva vida, impulsado por la gran voluntad de seguir siendo ser viviente: ¡Vivir para poder, poder para hacer. Hacer la Revolución Socialista!

Y precisamente tengo en mis manos una recopilación de los escritos del sabio pensador socialista Simón Rodríguez, titulada “Inventamos o Erramos”. Tomemos de allí algunas citas del genio caraqueño, uno de los inspiradores de la Revolución Socialista Bolivariana: “La América Española pedía dos revoluciones a un tiempo, la Pública y la Económica”… “Si los americanos quieren que la revolución política, que el peso de las cosas ha hecho y que las circunstancias han protegido, les traiga bienes, hagan una revolución económica y empiécenla en los campos, de ellos pasarán a los talleres…”

Aprovecho la ocasión para recomendarle a todos y a todas: estudiemos economía, para entender más y mejor el mundo que vivimos, para impulsar con mayor éxito la transición hacia el socialismo en nuestro país y para que no puedan hacer pasto de la ignorancia de nadie un grupito de farsantes y manipuladores, todos voceros de la apátrida burguesía que aquí actuará siempre como una quinta columna lacaya del imperio yanqui y subordinada a sus intereses.

¿Quieren un ejemplo? Bueno, nadie se sorprenda, pero al mismo tiempo que una ensordecedora alharaca oligarca comienza a lanzar sobre el país toda una campaña mediática destinada a generar angustia, incertidumbre y caos sobre el tema de nuestras reservas internacionales, un exsecretario de estado imperial escribía casi al mismo tiempo en su cuenta Twitter: 1) “Reservas pertenecen a Venezuela, no a Chávez”. 2) “Sólo dictadores y asesinos se preocupan por el congelamiento de fondos. Chávez es igual a Gaddafi”. 3) “Chávez planea botín de 29 mil millones de dólares en las reservas de Venezuela: no es demasiado tarde para el pueblo de Venezuela y detener este plan”. 4) “Mover las reservas de Venezuela a China y Rusia demuestra el miedo de Chávez, amenaza la economía, lastima al pueblo”.

¡Para muestra, un botón! Habrase visto mayor desvergüenza la del escualidaje contrarrevolucionario, a la hora de arrastrarse exigiendo al Estado venezolano renunciar a sus soberanas obligaciones, pretendiendo la subordinación a los mandatos imperiales.

Claro que a nadie esto debe extrañarle. Ya la burguesía venezolana hizo todo eso y más mientras gobernó a nuestro país durante casi todo el siglo XX, entregando las riquezas del país. Sólo que ahora somos libres, gracias a la Revolución Bolivariana, por lo que Venezuela maneja sus reservas internacionales como mejor convenga a sus intereses. Basta recordar que, hace una década, nuestras reservas eran en verdad escuálidas (sin alusiones para nada políticas, créanme) y además estaban en manos del tristemente célebre Fondo Monetario Internacional. “Cosas veredes Sancho”… Por cierto, sobre el tema de la gran crisis global del capitalismo, leo ahora en la página 24 del diario Vea un artículo del Premio Nobel de economía, Joseph Stiglitz: “La gran recesión de 2008 se ha transformado en la recesión del Atlántico Norte…y son Europa y Estados Unidos los que marchan, juntos o separados, hacia el desenlace de una gran debacle”.

Lo digo desde mí puesto de mando, por ahora en la retaguardia: ¡Menos mal que en Venezuela llegó a tiempo la Revolución Bolivariana!

  1. Mensaje con destino…

Tengo en mis manos el informe más reciente del financiamiento de la banca privada al sector agrícola. ¡No se está cumpliendo con la ley! He dado instrucciones para apretar tuercas al respecto. Después hablamos… Lo mismo pasa con los créditos para viviendas… Recuerdo ahora mismo a mi paisano, el gran lancero y General Patriota Pedro Zaraza: “O se rompe la Zaraza o se acaba la Bovera”

3. Me despido a la llanera…

Ahora oigo tremendo seis por derecho… ¿saben cuál? Les digo: “Apure yo soy tu hijo”, nada más ni nada menos que en la garganta inmortal del gigante Ángel Custodio Loyola… ¡Más nada!

Llanura, te juro que volveré… para seguir viviendo y amándote… ¡Barinas yo soy tu hijo, Apure yo soy tu hijo! ¡¡Patria, yo soy tu hijo!!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡¡Viviremos y Venceremos!!

(Miraflores, 17 de agosto 2011)

 Abajo Cadenas

Este año 2011 ha comenzado bien intenso, de verdad.

No olvidemos además, que ha comenzado este primero de enero, la segunda década del siglo XXI, la cual tiene una especial significación que convierte al 2011 en un año de vanguardia.

¡Cuántos acontecimientos ocurrieron en la primera década del siglo!

Ahora mismo recuerdo unas palabras del padre Simón Bolívar: “Yo espero mucho del tiempo. Su inmenso vientre contiene más esperanzas que sucesos pasados y los acontecimientos futuros han de ser superiores a los pretéritos”.

¿Y por qué razón me llegó este pensamiento luminoso cuando escribo, pensando en el tiempo pasado, en el presente y en esta nueva década que comienza?

Te pido, compatriota que me lees, que nos fijemos en un detalle: hace doscientos años, comenzando la segunda década del siglo XIX, en Venezuela nacía una Gran Revolución que moriría 20 años más tarde entre los estertores de Santa Marta. Luego, hace cien años, comenzando la segunda década del siglo XX, acababa de morir una Revolución que pretendió restaurar la independencia traicionada. En efecto, la Revolución Restauradora que dirigió Cipriano Castro, fue acuchillada por Juan Vicente Gómez y Venezuela cayó en las garras del Águila Imperial y sus lacayos de la burguesía caraqueña.

Hoy nos sorprende la aurora de la segunda década del siglo XXI, con una Revolución en Marcha: Es la quinta gran Revolución de toda nuestra historia.

La primera fue la Gran Revolución India Aborigen.

La segunda fue la Gran Revolución de Independencia.

La tercera fue la Gran Revolución Federal.

La cuarta fue la Gran Revolución Restauradora.

Y la Quinta es esta que hoy nos arrastra “como a una débil paja”: ¡La Gran Revolución Bolivariana!

Podríamos decirlo con el “Abajo Cadenas” como factor común de la Línea Estratégica General: cuando llegó 1811, crujían y comenzaban a caer las pesadas y viejas cadenas del coloniaje Español; cuando llegó 1911, unas nuevas cadenas estaban ya remachadas sobre la desdichada Venezuela…

¡Y ahora, cuando ha llegado 2011, las viejas y pesadas cadenas del coloniaje yanqui allí están, en el suelo, rotas por la Gran Revolución Bolivariana!

Y esta segunda década tiene que permitirnos echar esas cadenas totalmente del horizonte nacional y además contribuir a que desaparezcan para siempre de toda nuestra América.

Pero como lo debemos saber todas y todos, compatriotas que me leen, está viva y latente la amenaza imperial sobre nuestra amada patria y la quinta columna, lacaya y servil no descansará tratando de producir el derrumbe de Venezuela.

Por ello escribí al comienzo: el 2011 ha comenzado bien intenso, como se dice, en plena batalla.

El pueblo todo, la clase media, la juventud, los estudiantes, los trabajadores, los productores, el sector económico tanto público como privado, los partidos políticos, los distintos niveles del gobierno, las autoridades y miembros de todos los poderes del Estado, todas y todos en fin, debemos hacer un gran esfuerzo para poder leer correctamente y así hacer la mejor interpretación posible de los acontecimientos del día a día, sin dejarnos llevar por arrebatos a veces irracionales.

Un buen ejemplo de esto último lo constituyen las recientes declaraciones del dirigente de la cúpula burguesa agrupada en ese nido de serpientes que llaman Fedecámaras, en relación con el anuncio que hice hace unos días acerca de mi decisión definitiva de no incrementar el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Dijo este señor que detrás de esa decisión “había algo escondido”, que “no se puede confiar para nada en este Gobierno” y cosas por el estilo. Y todo esto después de haber despotricado del Gobierno unos días antes, precisamente cuando se había anunciando un modesto incremento de dicho impuesto. ¡Vaya cuánta irracionalidad!

Afortunadamente son mayoría las mentes y las voces que se sustentan en la razón frente a los acontecimientos. Y así debe seguir siendo en un País que ahora se ha convertido en una escuela y demuestra signos cada vez más claros de una gran madurez política.

¡Tenemos entonces con nosotros al 2011, año de Vanguardia!

Y arrancó vigoroso como los buenos caballos.

Lo recibimos en la Barinas de mis querencias. Y luego, a las pocas horas estábamos en Brasilia. Lula, Dilma, y tantos amigos. Hasta Hillary Clinton andaba muy sonreída y con ganas de conversar sin intermediarios.

Se instaló la Nueva Asamblea, con Fernando Soto Rojas, como Presidente reivindicando su largo camino de Guerrillero, como también lo había hecho la Presidenta de Brasil, nuestra querida Dilma.

Año bueno para celebrar los 200 del inicio de la primera República y de la segunda Gran Revolución Venezolana.

Y para continuar haciendo realidad concreta, espiritual y material, nuestra Quinta Gran Revolución.

¡La Gran Revolución Bolivariana!

¡Abajo Cadenas!

¡Venceremos!

(9 enero 2011)

¡Política de la liberación!

I- El lunes 15 de noviembre estuvimos encabezando el acto de entrega del Premio Libertador al Pensamiento Crítico 2009 en el Teatro Teresa Carreño, cuyo ganador fue el gran filósofo argentino-mexicano Enrique Dussel por su obra Política de la liberación. Volumen II. Arquitectónica.

Arribó el Premio Libertador a su quinta edición. Hoy por hoy, se ha consolidado como una referencia fundamental en cuanto al devenir del pensamiento crítico y creador, tanto en Nuestra América como en el mundo. Éste no es un premio más y no lo es por varias razones: una de esas razones, quizás la más poderosa, es destacar la importancia vital que tiene el ejercicio permanente de las ideas para iluminar los caminos y los horizontes de la gran batalla contemporánea por el porvenir de la humanidad.

Hablar de Enrique Dussel es hablar de una de las figuras cimeras de la filosofía contemporánea de nuestra americana. Autor de una ya muy vasta obra, la envergadura intelectual de Política de la liberación. Volumen II. Arquitectónica pone de relieve, una vez más, su condición de argonauta del pensar: Dussel ha tenido la audacia de repensarlo todo, con el mayor rigor y el más acerado sentido crítico, desde aquí, desde Nuestra América.

Política de la liberación consta de tres volúmenes que dan cuenta de tres grandes momentos o instancias constitutivas: una historia mundial y crítica, una arquitectónica y una crítica. En esta segunda instancia constitutiva, Dussel despliega un vasto y riguroso marco teórico para poder pensar radicalmente la problemática política.

No pudo ser más oportuna y pertinente la Conferencia Magistral que dictara el Maestro Dussel el 15 de noviembre. Oportuna y pertinente, digo, por su temática: la democracia participativa y el liderazgo político. Quiero glosarla con la brevedad que me impone el espacio.

Para Dussel, desde la izquierda no se ha analizado suficientemente la función del liderazgo en el crecimiento de la democracia participativa. El liderazgo es un servicio y un magisterio obediencial, democrático y político: ello es así porque el liderazgo aparece simultáneamente con la emergencia del pueblo como actor colectivo y sólo puede entenderse dentro de los límites de una democracia participativa y representativa. El liderazgo es obediencial con respecto al pueblo y debe ser obediente a sus exigencias y necesidades: sólo se puede gobernar obedeciendo. He allí una clave que nos permite entender el cambio de época que desde la América del Sur se está extendiendo a toda Nuestra América.

II- El martes 16 de noviembre el Presidente Santos anunció que su Gobierno extraditará al narcotraficante Walid Makled a Venezuela. Quiero citar textualmente sus palabras: Yo le di mi palabra (al Presidente Chávez) y una vez se surtan los trámites jurídicos se hará la extradición a Venezuela. Yo soy un hombre de palabra.

Este capo tiene que responder ante la justicia venezolana por sus innumerables delitos.

Considero que este anuncio tiene la mayor importancia y reafirma la voluntad política común y compartida, por el Presidente Santos y por este servidor, de no dejarnos descarrilar: la voluntad política que es necesaria para que el vigoroso proceso de relanzamiento de las relaciones entre Colombia y Venezuela prosiga su curso, fortaleciendo la confianza entre nuestros dos países.

El imperio pretende que Makled sea extraditado a Estados Unidos. Washington quiere usarlo para que vomite toda clase de acusaciones contra la Revolución Bolivariana, contra su liderazgo político y militar, y así incluir a Venezuela en la lista negra de países que apoyan al narcotráfico.

No se olvide que la canalla mediática, nacional e internacional, ha venido posicionando la imagen de Venezuela como un Estado delincuente, obedeciendo a la estrategia imperial de crear las condiciones para una intervención militar. En último término, se trata de llevar a este servidor ante la Corte Penal Internacional. Fracasarán: no van a poder reeditar el trágico escenario de Panamá en 1989. Aquí hay un pueblo y una Fuerza Armada con la más firme disposición de hacer respetar nuestra soberanía.

Creo en la palabra del Presidente Santos. Y tengo la certeza de que el Gobierno de Colombia no se va a prestar a este nauseabundo juego de Washington a través de sus laboratorios de guerra sucia.

III- El jueves 18 de noviembre se cumplió el sexto aniversario del asesinato de Danilo Anderson. Se nos impone la viva y dolorosa memoria del Fiscal Valiente: memoria viva porque la pasión por la justicia que él encarnó, no puede morir ni nadie puede ni podrá matarla; y memoria dolorosa porque el crimen que segó su limpia existencia continúa impune.

No porque hayas caído / tu luz es menos alta, dicen unos versos memorables de Nicolás Guillén. Danilo cayó pero su tremendo combate por la dignidad, por la verdad y por la vida, brilla hoy con la más alta e inextinguible luz.

¡Danilo vive, la lucha sigue! ¡Basta de impunidad!

IV- La tragedia haitiana continúa golpeándonos el corazón. Como bolivarianos y bolivarianas, nunca podremos permanecer impasibles ante la realidad lacerante y atroz que padece el pueblo de Petión: el pueblo hermano que merece un destino mejor.

Ya la epidemia de cólera ha causado la muerte de más mil personas, en un país absolutamente devastado por el terremoto de enero pasado.

Hasta cuándo continuará la ocupación militar de Haití con la mampara de la ONU. Con qué moral puede pedírsele al pueblo haitiano que cese sus protestas contra las tropas extranjeras. Haití no quiere ser Puerto Rico, esto es, una neocolonia yanqui, pero eso no tiene la menor importancia para la ONU o la OEA.

Venezuela seguirá prestándole toda la ayuda y todo el apoyo que sean necesarios al pueblo haitiano. Igualmente, haremos sentir nuestra voz para multiplicar los esfuerzos solidarios desde UNASUR y desde la ALBA.

V- Desde estas Líneas, vayan mis felicitaciones para el estelar lanzador Félix Hernández por la obtención del premio Cy Young 2010 correspondiente a la Liga Americana: es el segundo venezolano en obtener el más importante galardón de pitcheo del beisbol de Grandes Ligas; el primero fue nuestro Johan Santana en 2004 y 2006. Félix tuvo récord de 13-12 -un récord que se explica por el pobre apoyo ofensivo de su equipo, los Marineros de Seattle- pero fue líder en efectividad en la Americana (2.27) e innings lanzados (249.2) y concluyó segundo en ponches (232) y tercero en juegos completos (6).

Nos alegra, también, el Guante de Oro 2010 obtenido por el jardinero central venezolano Franklin Gutiérrez quien también juega para los Marineros de Seattle. En 146 juegos su defensa fue poco menos que inmaculada en el jardín central: 415 lances sin cometer errores para establecer un nuevo récord en las Grandes Ligas.

Félix, Franklin: el pueblo se siente orgulloso de ustedes.

VI- Este domingo 21 de noviembre, cuando aparezca está nueva edición de Las líneas de Chávez, será la fecha de cierre de la VI Feria Internacional del Libro de Venezuela (FILVEN 2010). Invito a todo el pueblo caraqueño a asistir al Parque Generalísimo Francisco de Miranda: vamos todas y todos a unirnos a esta fiesta del libro y la lectura.

Nosotros, ciertamente, estamos haciendo un gigantesco esfuerzo editorial. Pero tenemos que perfeccionar nuestra capacidad de distribución para garantizar plenamente el acceso a los libros. No basta con las 60 librerías de la Red de Librerías del Sur: necesitamos librerías comunales, ambulantes. Se trata, robinsonianamente hablando, de inventar: la librería tiene que estar donde el pueblo vive y trabaja.

¡¡Venceremos!!

(21 noviembre 2010)

Etiquetas

Notas Relacionadas