Home   /   País  /  Politica  /  Economia  /   ¡Pero cómo cuesta vivir!
¡Pero cómo cuesta vivir!

Si bien podríamos estar hablando de una expresión corriente que se utiliza a menudo al señalar la falta de dinero para hacer frente a las necesidades en un momento determinado, lo cierto, es que hoy frente a la situación crítica que está atravesando nuestro país esto se refleja a diario en la realidad de un gran porcentaje de la sociedad que no llega con su salario a cubrir gran parte de los bienes y servicios que se producen en nuestro país.

La recesión golpea al consumo: se desploman ventas en shoppings y supermercados

Obviamente todo esto tiene una explicación cuando vemos las políticas llevadas adelante por un gobierno de corte monetarista que ajusta sus gastos en áreas muy sensibles para la población, como lo son; la educación, la salud, el pago de servicios para la protección social, la industria y sobre todo en el pago de salarios para los empleados que dependen del Estado.

Por otro lado, a contramano de lo anteriormente dicho, el mismo gobierno aumenta las partidas presupuestarias para hacer frente a los gastos corrientes del Estado destinados al pago de intereses de una deuda tomada para favorecer a un conglomerado de grupos especuladores y rentistas que solo viven de la teta del Estado para hacer jugosos negocios.

Según registró el INDEC una familia tipo (integrada por una pareja mayor de 30 años y dos niños de 6 y 8 años) necesitó en el mes de septiembre $ 22.558,17 para adquirir los bienes y servicios que integran la canasta básica total (CBT), lo que implicó un alza de 8,09% frente al mes anterior, para de esta forma sortear, caer por debajo de la línea de la pobreza.

Esto indica que para no ser pobre una familia que cuenta con dos salarios promedios debe alcanzar dicha cifra, de lo contrario, estaríamos en presencia de una nueva familia que ha caído en esta paupérrima situación social.

Mientras los salarios reales se devalúan cada vez más, consecuencia del fuerte impacto en los salarios que tiene la inflación galopante que hay en nuestro país, producto de un traslado de los precios en dólares de los bienes de la canasta básica de alimentos y la falta de un reacomodamiento de los mismos para poder alcanzarlos. Esto genera un evidente desplome en el poder de consumo de los sectores asalariados y populares.

Prueba de ello es el último dato dado a conocer por el organismo oficial de estadísticas del Estado (INDEC) que muestra que en el mes de septiembre las ventas en shopping y supermercados cayó drásticamente. Mientras que en los shopping estas bajaron 2,6% en agosto en relación con el mismo mes del año pasado. En los supermercados y mayoristas fue mayor cayendo 4,2% y 2,8% respectivamente.

Si caen las ventas, lógicamente cae la producción de dichas mercancías y servicios por falta de compradores de las mismas, que según algunos datos de consultoras privadas, se estimaría en el mes de septiembre en una caída del 8,7% respecto de igual mes del año pasado. Esto se condice con el derrumbe en las importaciones de bienes de capital de un 40% en la medición interanual, lo cual marca un bajo nivel de inversión y pésimas expectativas de una reactivación del aparato productivo.

En estos momentos de debate en el Congreso Nacional para aprobar un presupuesto dictado a conveniencia del FMI para seguir garantizando un esquema de transferencia de la renta socialmente producida por los trabajadores hacia el sistema financiero internacional es que debemos tomar cartas en el asunto.

Lograr la mayor cantidad de coincidencias necesarias, para que todas las expresiones del campo nacional podamos confluir en un frente lo suficientemente amplio y plural, es la única forma de contrarrestar las medidas que viene imponiendo este gobierno de cortesanos de la banca internacional y de los conglomerados industriales extranjeros. Solo así podremos enfrentar a quienes pretenden despojarnos de nuestro trabajo, nuestro salario y nuestra dignidad humana.

FUENTES

https://www.iprofesional.com/economia/280229-consumo-supermercado-precios-La-recesion-golpea-al-consumo-se-desploman-ventas-en-shoppings-y-supermercados

http://www.ambito.com/937482-para-privados-la-produccion-industrial-retrocedio-hasta-87-en-septiembre

http://www.ambito.com/937470-canasta-basica-salto-81-en-septiembre-para-no-ser-pobre-una-familia-necesita–22558

 

Etiquetas

Notas Relacionadas