Home   /   País  /   Otro récord macrista: la mitad de la industria está paralizada
Otro récord macrista: la mitad de la industria está paralizada

Macri delira por la radio: “Hoy, a pesar de los golpes, estamos en una mejor posición para encarar el futuro de lo que estábamos claramente en 2015. Estamos en una posición más sólida también en lo económico, no sólo en lo institucional”.

El presidente suma así otra frase célebre a su historial. Justamente hablando de economía, según datos oficiales de diciembre, el sector de las manufacturas trabajó al 56,6% de la capacidad instalada, el nivel más bajo desde julio de 2002.

Con mayor detalle, según publica el INDEC, el uso de la capacidad instalada en el sector fabril marcó en diciembre el 56,6%, lo que significa una caída del 7,4% respecto al mismo mes del 2017 (64%).

Dentro de las ramas más afectadas se destacan el rubro de metalmecánica, textil y el automotriz, los cuales trabajan a niveles extremadamente bajos, entre el 42% al 25% de la capacidad instalada. Particularmente la actividad de industria automotriz en diciembre de 2018 (25%), muestra una importante caída respecto a diciembre de 2017 (38%).

En diciembre la fabricación textil estaba al 32% de su capacidad, muy por debajo del 55% que marcaba un año atrás. Este rubro genera más de 126.000 puestos formales en 8.000 empresas, un tercio del total del empleo sectorial (textil, calzado y marroquinería) que en su mayoría es informal.

 

La contracción de la industria actual responde mayoritariamente a la continua caída del poder adquisitivo y el consumo. Sumado a esto el pasado reciente tampoco fue auspicioso. Entre la apertura de las importaciones, el aumento de los costos por la devaluación y los tarifazos, toda la producción nacional ya se encontraba en crisis.

Pero aún se puede estar peor. A la hora de medir la producción total de la industria, en diciembre se observa una caída 14,7% de forma interanual y acumula una caída total del 5% en 2018.

Esta crisis se expresó en la pérdida del empleo. Publicaba Página 12 hace unos meses: “Los datos del Ministerio de Trabajo muestran que, a partir de diciembre de 2015, la industria pasó a ser el sector que más empleo destruyó. Sobre 29 meses de gobierno de Mauricio Macri, el empleo en las fábricas cayó en 27. Durante los primeros cuatro meses de 2018, las actividades fabriles perdieron 10.300 puestos registrados que representa una caída de 0,9 puntos frente al mismo período del año pasado”

De todos los empleos que se destruyeron en el último año (117.700) más de la mitad corresponden a la industria (61.800) de acuerdo al último informe del Ministerio de Producción y Trabajo. Esta caída no hace más que alimentar la recesión.

El gobierno parece empeñado en sostener el círculo vicioso de caída del consumo, reducción de la producción y aumento del desempleo, el cual se reproduce sin cesar.

Notas Relacionadas