Home   /   Editorial  /   Recuperar el alimento y otras esperanzas
Recuperar el alimento y otras esperanzas

Hace poco menos de dos meses la Plaza de Mayo se llenaba de regocijo, esperanza y alegría, todo empezaba a marchar un poco mejor. En ese momento el hambre, la pobreza, la millonaria deuda con el FMI y tantos males que causan una carga sobre argentinos y argentinas, parecían pesar poco, pues la esperanza de que todo estuviera por mejorar nos invadía por completo.

No podemos pretender que el pueblo llegue a emanciparse y recuperar la dignidad si antes no hemos podido poner un plato de comida en la mesa. “Para pensar mejor –me decía una compañera- primero hay que llenar el buche”. Hay que alimentar a más del 35% de los argentinos y argentinas, que tras estos 4 trágicos años de macrismo han quedado en la pobreza. Hay que devolverles el alimento, el trabajo, la vivienda, la salud, la educación, todo aquello que les fue arrebatado “porque parecía vivían demasiado bien”.

En el primer mes del nuevo gobierno se han comenzado a tomar medidas que dan claras señales de “Poner a la Argentina de pie” -como rezaba el slogan de campaña-. Se discutió y sancionó en el congreso la Ley de Emergencia Solidaria que permite al ejecutivo tomar decisiones y dar respuestas a los problemas inmediatos.

Entre estos problemas hoy presentes, como lo es la pobreza y el hambre, una de las medidas que se ha tomado desde el gobierno nacional, junto al Ministerio de Desarrollo Productivo es la de implementar la Tarjeta AlimentAR. Concordia fue el primer lugar en recibirla y ya arroja los primeros datos: El 60% del dinero se destinó a la compra de alimentos como carne, lácteos, frutas y verduras. Un 22% se ocupó en productos ultraprocesados y con gran cantidad de azúcares. Y el 28% restante en alimentos como arroz, harina, condimentos y otros.

Otro dato interesante que arrojaba es que un 2% del dinero utilizado fueron a los productores de la economía social. El gobierno apunta a que ese número llegue al 10%, ya que la misma, en este tiempo de crisis ha sido la que viene sosteniendo el acceso a los alimentos a un precio accesible, aunque también se ha visto perjudicada.

Ya es el turno de Mendoza, y la semana anterior el gobernador Suárez se reunía con el Ministro Daniel Arroyo, para firmar el acuerdo y se estima que las tarjetas llegaran a entre 50.000 y 60.000, que llegaría a beneficiar a unos 150.000 mendocinos y mendocinas. En términos monetarios esto representaría más de 352 millones de pesos que van a circular en la economía provincial.

Las y los principales beneficiados serán quienes reciban la AUH con hijos de hasta 6 años. Las embarazadas de hasta 3 meses que reciben la Asignación por embarazo y las personas con discapacidad que reciben la AUH. Esta tarjeta recibirá una carga mensual de entre $4000 y $6000 dependiendo de la cantidad de hijos que se tenga. Desde su lanzamiento en diciembre, se distribuyeron unas 240 mil tarjetas y se espera que para marzo se distribuyan 1,4 millones.

No es para nada alentador saber que miles de argentinos y argentinas se benefician con esta tarjeta. Porque da cuenta de la gran pobreza que han dejado estos años de macrismo que debimos soportar y del largo camino que le toca recorrer al gobierno de Alberto. Sin embargo saber que estas medidas vienen a mejorar un poquito la vida de todos y todas, que vienen nuevamente a sembrar esperanza donde había tierra arrasada, que demuestra el verdadero compromiso por parte de este nuevo gobierno con la Justicia Social y los más desprotegidos nos lleva a bregar por una Argentina más justa y solidaria donde estemos.

Notas Relacionadas