Home   /   Editorial  /   Respuesta de los compañeros del MIN ante las acusaciones
Respuesta de los compañeros del MIN ante las acusaciones

¿Por qué la revista se expresa en estos asuntos? No tiene por qué saberlo de antemano el lector, pero se nos ha nombrado en letra de molde y entrevistas en distintos medios. Estamos situados en un momento singular de la política nacional (e internacional). No es falso, aquello que declaramos hace tiempo respecto a que se ” impone la despolitización de la política, en sociedades cada vez más despolitizadas” y, en un nuevo ataque a las organizaciones políticas (que no están exentas de errores, seguramente), se ha dicho de estos columnistas -verdaderos militantes políticos- que formaban parte de una secta, con un objetivo predominantemente sexual. La cuestión sigue su cauce en la justicia penal y en un sumario de la UNCuyo. No será este medio la palestra del chisme morboso que aprovechan ciertas personas  -que siguen ciertos intereses-. Lo nuestro es la opinión política y la verdad, munida de argumentos. Sí, podemos desde acá dar fe de la naturaleza exclusivamente política de la organización que nos ha dado tamaños columnistas. Estos, han aportado siempre de manera pública sus opiniones políticas, que podríamos enmarcar en el nacionalismo democrático latinoamericano, con un alto nivel de formación, cosa que no abunda en estos tiempos. Es por eso que compartiremos las declaraciones brindadas en distintos medios de comunicación. Quienes realizaron las entrevistas fueron los compañeros Lucía Fernández, Mario Codoni y Leandro Fontán.

Publica El Sol

En diálogo con El Sol, quienes eran las caras visibles de la peronista Agrupación Universitaria Nacional (AUN) en los pasillos de la Facultad de Ciencias Políticas, negaron las acusaciones y afirmaron que son “injuriantes” y “ridículos” los dichos sobre la supuesta estructura violenta, abusiva y endogámica de la que habrían formado parte.

“Nunca vimos ni nos contaron de ninguna situación de abuso sexual”, sostuvieron. Y detallaron que no habían colchones preparados para los encuentros sexuales durante ninguna de las reuniones, como declararon las presuntas víctimas ante el fiscal de la causa, Darío Nora.

Detallaron que esta situación no sólo está afectado su vida personal: también fueron desvinculados de sus trabajos  y reciben constantes amenazas.

“Se ha hablado mucho de la verdadera naturaleza de nuestra agrupación. No somos una secta, somos una organización política que tiene una participación de público conocimiento“, informó Codoni. Y agregó que sus actividades se extendieron durante 10 años no sólo en el ámbito de la universidad sino también se tradujo en participación sindical, en distintas organizaciones civiles y en partidos políticos.

– Se ha dicho todo era sólo una pantalla para tapar la verdadera cara de la organización

– Fernández. Todo ha sido público y ha podido asistir cualquiera, desde familiares y amigos hasta dirigentes políticos de distintas organizaciones, a la mayoría de nuestras actividades. El relato que se ha expandido es medio ridículo. ¿Cómo puede ser que durante tanto tiempo, tanta gente, se esté dedicando a realizar una actividad como una suerte de fachada para encubrir otra cosa?.

– ¿Era una organización endogámica donde sólo podían salir entre sus miembros?

– Fontan Blanch. Hemos aportado testigos. Incluso yo estoy saliendo con una chica que no milita en política. Es empleada de comercio. Esto es falso.

– Codoni. Nosotros (con Fernández) somos pareja (ríe). Lo que digo es que no hay criterio para formar pareja dentro de la organización. Dejamos que fluya como tiene que ser. No conocemos la vida sentimental de la gente que milita con nosotros. Esa falsedad ha traído consecuencias muy graves, no sólo para nosotros, sino para todos los miembros. Hablo de amenazas, pérdida de trabajo, problemas para el desarrollo profesional y desarrollo de la vida política. Hay profesores que no han querido dirigir la tesis.

– ¿Por qué creen que surgen, entonces, estas denuncias?

– Fontan Blanch. Creo que es una pregunta que deberías hacérsela a ellas. Nos ha sorprendido estas denuncias tanto como a cualquiera y nos hemos puesto a derecho en cuanto nos enteramos. Fuimos y declaramos toda la verdad, aportando pruebas.

Nunca vimos, escuchamos, ni nos contaron sobre ningún abuso sexual que haya ocurrido en nuestra organización ni en su contexto. Ni siquiera estas chicas durante el tiempo que militaron acá dijeron nada de estas situaciones. Ni cuando dejaron de militar tampoco.

Hay una conversación en Facebook donde una de las denunciantes cuenta que tuvo una relación consentida con Mauro Aguirre, es una prueba que está certificada por escribano e incluida en el expediente.

– Codoni. Se dijo que las denunciantes eran alumnas de Aguirre y no es cierto. No eran alumnas ni de la materia obligatoria ni de la optativa. Mientras una dijo que no era alumna, otra afirmó que cursó una materia optativa. Pero en el año que ella señala ya no se dictaba.

– ¿Creen 100% en la verdad de Mauro Aguirre y de su inocencia?

– Codoni. No creemos que Mauro Aguirre sea un abusador. Si no, no hubiéramos militado con él tantos años. Pero acá parece que hay una falsa dicotomía entre que hay que creerle o no. Lo que corresponde es aportar pruebas a la Justicia para que llegue a la verdad y eso es lo que hemos estado haciendo.

Hemos aportado más de 100 testigos para desmentir el relato que se hace sobre nuestra organización. Hemos aportado una lista de más de 20 mujeres que han ocupan lugares de conducción o de protagonismo político en nuestro movimiento y no han tenido que pasar sexualmente por ningún hombre de nuestra organización, que me parece hasta un comentario machista.

– ¿Cómo eran las reuniones de la organización? Se habla de casas y colchones

– Fernández. Por una cuestión práctica nos organizamos en lugares de militancia. Por lo general han sido en el local partidario que teníamos en ese momento. En un local muy chiquito en calle España o luego en un espacio más grande en calle Fader. A veces eran reuniones simultáneas en la que iba mucha gente. Hemos hecho reuniones en casa de compañeros pero donde participan 10, 20 o incluso 40 personas. Completamente abiertas y de índole política.

– ¿No hacían fiestas? Es algo común en la vida de la facultad…

– Codoni. Ganamos el centro de estudiantes durante varios años. ¿Qué tiene de malo que hayamos hecho algún festejo? Sin cosas raras, son cosas naturales que hace la gente en esta edad.

– Fontan Blanch. Hemos hecho fogones y cantado… De ahí a tergiversar lo que hemos hecho es injuriante. Se armó un relato para argumentar un circo mediático y perjudicarnos.

– Se los acusa de entregadores y de facilitar los espacios de abuso ¿Cómo era su vínculo con la organización y los estudiantes?

– Fernández. Ni nosotros ni nadie llevaba ni traía a nadie. La participación fue siempre y es libre. En algún momento a nosotros nos tocó coordinar algunas tareas y eso fue todo. Las circunstancias y las razones donde a nosotros se nos indica son ridículas y hasta el día de hoy no entendemos por qué estamos imputados. Porque la realidad, en última instancia, lo único que hicimos es ir a comer con gente.

– Codoni. Hay una gran cantidad de incoherencias y van cambiando la versión. Hay un hecho donde no nos nombran a Leandro y a mí en la denuncia que se hace en la Universidad, y luego en sede fiscal nos nombran como que estábamos en un lugar y nos retiramos para dejarla sola con Mauro.

Luego dicen en un comunicado que no se conocían hasta que se armó la Asamblea, pero 3 de las 6 militan en la misma agrupación desde hace muchos años. Y otras 5 nos constan que se conocen de antes.

– ¿Conocen a las chicas o las vieron en AUN? ¿Percibieron algún malestar?

– Fernández. Las conocemos. Pero ninguno de los compañeros escuchó ningún comentario o se percibió algún tipo de conducta que cambiara. Incluso después de hechos puntuales que mencionan en su denuncia siguieron participando de la agrupación.

– Una de las relaciones habría sido consentida, según Aguirre. ¿Ustedes sabían si el profesor salía con alguna estudiante?

– Codoni. Yo no sé, y creo que ustedes tampoco, exactamente qué relación tenía Mauro con estas chicas. Creo que queda en las esfera privada de cada persona. No le andamos preguntando. Sí vimos nosotros y mucha gente, y se corroboró con este mensaje, que había un vínculo de atracción mutua. Pero de ahí a saber hasta dónde llegó la relación…

– Cómo les ha afectado esta situación, sobre todo a ustedes dos con un bebé recién nacido.

– Fernández. Es un tremendo…. Yo prefiero no hablar…

– Fontan Blanch. Estamos atravesando un infierno. Lucía era asesora en la Legislatura y no le renovaron la asesoría. Yo era asesor en el Congreso de la Nación y nos hemos quedado prácticamente sin trabajo. Hay mensajes que circulan amenazándonos que donde nos vean nos echen a patada de las actividades públicas. Hay mensajes que nos han dejado en las mesas y baños. Señalamientos públicos a nuestros compañeros. Es impensado. Tenemos la conciencia limpia y vamos a reconstruir nuestra vida pero a nuestros familiares… Mi papá es viejo y casi le da un ataque cardíaco.

– ¿Cuál es la realidad de ustedes hoy desde lo procesal?

– Fontan Blanch. Hemos aportado más de 100 testigos entre amigos, ex militantes, pareja que no militan con nosotros. Ya declaramos los tres en la Justicia. Estamos imputados y ahora viene la parte probatoria. Las testimoniales y nosotros hemos aportado muchas pruebas. Esperemos que salga a la luz la verdad. 

https://www.elsol.com.ar/abusos-uncuyo-no-entendemos-por-que-estamos-imputados

Entrevista en Radio Nihuil

Entrevistas radio Nihuil

Compartimos con nuestros lectores las entrevistas realizadas por radio Nihuil a Lucia Fernández, Mario Codoni y Leandro Fontán.

Posted by Revista Integración Nacional on Monday, May 27, 2019

Notas Relacionadas