Home   /   País  /   Se parece a los noventa. Se vendieron 125 estaciones de servicio YPF a la estadounidense Gulf
Se parece a los noventa. Se vendieron 125 estaciones de servicio YPF a la estadounidense Gulf

“Nada de lo que deba ser estatal, quedará en manos del Estado”

Roberto Dromi. Ministro de Obras Públicas de Menem

Así como en los 90′ el Gobierno Nacional se desprendió de cuanta empresa pudo, el 2019 además de los tarifazos (que parece que no acaban nunca) la ceocracia Macrista comienza sigilosamente a vender nuevamente nuestras empresas de bandera. Asistimos en pleno siglo XXI a una reedición de lo que tristemente se conocio como la Patria Privatista;  los Yacimientos Petrolíferos Fiscales están nuevamente en el centro de la escena.

La familia Macri acostumbrada a vivir del Estado durante la dictadura ya había sido participe directa de lo que se dio a llamar Patria Contratista. En el año 1973 disponía de 7 empresas; diez años más tarde eran dueños y principales accionarios de 46 empresas.

En los noventa el Grupo Macri se adueña del Correo Argentino debiendo pagar un canon al Estado de casi 50 millones de pesos que nunca depositó y al asumir Mauricio la deuda fue condonada.

En el día de hoy los principales medios anuncian que una de las empresas  líder en combustibles y lubricantes en los EEUU “Gulf” desembarcará en la Argentina a raíz de la compra a través de “Delta Patagonia” de 125 estaciones de servicio que pertenecían a YPF, osea a los argentinos y argentinas.

Lo que no mencionan lo diarios encubridores de este gobierno de vendepatrias es que Gulf es una de las empresas de Standar Oil, la misma fue adquirida por la gigante estadounidense en el año 1984. Desde sus inicios la Standar monopolizaba todo el proceso de  comercialización en este caso del combustible, ya que tenia en su poder los medios producción, el transporte, la refinación, hasta la venta final de los productos.

Que un gigante de estas características ingrese nuevamente a la Argentina y se haga de la distribución de uno de los recursos principales en nuestro país, es sinónimo de entrega y por consiguiente de perdida de soberanía.

Que la principales empresas de servicios y de extracción de nuestros recursos sean propiedad del Estado Nacional nos permite llevar adelante políticas publicas y económicas tendientes al bienestar de quienes habitan este suelo. Con ello nos referimos por ejemplo a controlar el precio  de los combustibles que incide directamente en el valor de nuestros alimentos , remedios y demás productos básicos.

De lo contrario como es el caso de esta venta, las decisiones que impactan sobre nuestra economía las toman los capitales concentrados, que como la Standar se benefician de nuestros recursos y a la vez exprimen nuestros bolsillos. Y así como en los noventa Macri se deshace de todo lo que debiera ser estatal.

 

Notas Relacionadas