Home   /   País  /  Economia  /   Según Espert estamos próximos a un corralito
Según Espert estamos próximos a un corralito

El negocio financiero al que apela el gobierno de Cambiemos a través de la toma de deuda externa, está sostenido sobre unos de los pilares más débiles sobre los cuales se puede apoyar un gobierno para financiar sus gastos corrientes y un negocio especulativo que solo tiene cabida para algunos pocos. Pues, cuando ya no hay más sobre qué ajustar para financiar la manguera de recursos que se trasfiere al exterior, los organismos de crédito internacional dejan de prestarle plata al Estado para que luego actúen las aves de rapiña del sistema financiero, como son los fondos buitres, utilizando la usura como mecanismo extorsivo contra los Estados tratando de rifar el poder de los mismos buscando al juez que falle a su favor para liquidar el negocio.

Así decíamos hace un tiempo citando al economista. Y como anticipándose sorprendentemente, sólo se encargó de decir lo que muchos advertimos en el 2015. Si bien no es exactamente un corralito, estamos cercanos a ello: el cepo. Vinieron a terminar con el cepo, y terminan su gobierno con el cepo.

Debido a la toma de deuda, Espert aseguró aquella vez en el programa de Alejandro Fantino sobre el futuro económico del Gobierno de Mauricio Macri que lo que harán los bancos es quedarse con “los depósitos de la gente. Es una locura lo que están haciendo. Los bancos argentinos tienen títulos de deuda. ¿Qué creen que van a hacer los bancos cuando el Estado no les pague? No le van a pagar los depósitos a la gente”, adelantó Espert. En diciembre de 2001 se dio una situación similar que terminó con el estallido de la clase media pidiendo su dinero en los bancos. Luego, el entonces presidente Fernando De la Rúa huyó en helicóptero de Casa Rosada y dejó la presidencia. La crisis más grave del país de los últimos 30 años.

En sintonía con los pronósticos de Espert, el extinto gobierno de Cambiemos, pretendido hoy Juntos por el Cambio, anunció medidas para poder obtener divisa norteamericana. Un manotazo de ahogado que va de la mano con el endeudamiento y la “fuga” de capitales. Mientras culpan al gobierno anterior y al que viene, de la actual crisis por la que atraviesa nuestro país, los argentinos esperan con ansias el fin del cepo y de las posibilidades del “corralito”

Etiquetas

Notas Relacionadas