Home   /   Politica  /   Trump viene por los PPP
Trump viene por los PPP

Esta semana nos enteramos que los proyectos de Participación Público Privada (PPP) pasaron a la órbita del ex ministro Fracisco Pancho Cabrera, un representante del mundo de las finanzas que cuenta en su prontuario con haber sido director de La Nación, CEO y fundador de una AFJP, acusado de vinculaciones con el incendio Iron Mountain (por su papel dentro del HSBC), etc. Luego de haber sido desplazado del Ministerio de Producción, le dieron la presidencia del “BICE”, Banco de Inversión y Comercio Exterior, que ahora tendrá la responsabilidad sobre los proyectos de Obra Pública PPP.

Casi en simultáneo, se informó sobre una importante inversión de parte de una empresa norteamericana en un proyecto de estas características.

¿Pero qué es un PPP? Como hemos publicado previamente, es una nueva modalidad de contratación para realizar Obra Pública en la Argentina, donde a diferencia del típico contrato de Obra pública o del de concesión de obra, el Estado pierde a favor del “inversionista” las prerrogativas típicas que le competen como tal. El las facultades de sanción, de control y dirección, de variar aspectos del contrato, etc.

Esta nueva forma de contratación que sancionó el Gobierno de Macri, y Cornejo en Mendoza, privilegia la inversión y el desarrollo de proyectos por parte de empresas extranjeras.

Hace unos meses los argentinos nos vimos inundados por la famosa “causa de los cuadernos”, donde una especie de Arthur Connan Doyle que oficiaba de remisero documentó detalladamente y con lujo de detalles y discripciones, el “entramado de corrupción de la obra pública”.

Los medios de comunicación estaban indignados, el propio presidente parecía compungido. ¡Resulta que los contratistas del estado coimeaban! Pero, ¿los Macri no eran parte de esa “patria contratista”?

Frente a tantos detalles sospechos, se empezó a filtrar la realidad. Resulta que no había cuaderno, sino fotocopias; que Centeno, el chofer, no tenía esa brillante pluma, etc. La evidente intencionalidad de parte de los grupos mediáticos y la ceocracia que gobierna los fue descubriendo. El verdadero objeto detrás de esta causa era quitar del medio a las empresas locales, principalmente a aquelllas que habían tenido algún tipo de vinculación con China, para poder dejarle “el mercado” a las empresas norteamericanas.

En el medio de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, estamos nosotros. Al cerrar las puertas China a las inversiones norteamericanas, los buitres empiezan a buscar otros mercados que puedan reemplazarles las enormes ganancias que dejarían de percibir. América Latina en este contexto se vuelver un plato apetitoso. Y no están dispuestos a compartir la torta con los chinos o con los empresarios argentinos.

Dice LaPolíticaOnline, que “con el objetivo de frenar el avance chino en la región y volver a hegemonizar este mercado, desembolsarán 250 millones de dólares para el corredor C de los PPP y a cambio asociarán a la importante constructora estadounidense Astris en el consorcio.”

La Argentina, atada de pies y manos por el acuerdo stand by con el FMI se ha vuelto el coto de caza de los fondos buitres. Los PPP son otro de los mecanismos de entrega de la soberanía que el Macrismo dispone.

Y Trump viene a hacer negocios, exclusivamente aquellos que le reporten enormes beneficios a las empresas norteamericanas, mientras Macri quiere que celebremos la venta de 3 limones y medio.

Etiquetas

Notas Relacionadas