Home   /   País  /   Usarán al Banco Nación para la especulación y la deuda
Usarán al Banco Nación para la especulación y la deuda

El gobierno vuelve a usar al Banco Nación para financiarse por medio de la emisión de bonos por 40 mil millones de pesos. ¿A donde irán los fondos? Al mismo lugar que fue la plata que tomaron del Anses, al pago de la deuda externa y la especulación financiera.

El caso recientes es el segundo manotazo que pega el gobierno sobre distintas fuentes de financiamiento. El primero fue a la caja del Anses, cuando en diciembre el Gobierno oficializó la emisión de Letras del Tesoro por 86 mil millones de pesos (fondos equivalentes al presupuesto anual de “Promoción y Asistencia Social” para todo 2019), suscriptas de manera directa por la entidad.

De acuerdo al último informe publicado, al 28 de setiembre de 2018 el valor del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses ascendía a $ 1.676.183 millones de pesos. El macrismo, entre gallos y medianoche, le sustrajo en diciembre casi el 5%. Los fines de esa fortuna fueron el pago de los servicios de deuda y el déficit estatal.

Ahora el Ministerio de Hacienda emite bonos por 40 mil millones de pesos, que serán suscriptos de manera directa por el Banco Nación. Si tomamos los datos publicados por el sitio web del BNA, el macrismo acaba de sacar el equivalente al 4% de todos los depósitos del banco. Estamos hablando de los ahorros y salarios depositados miles de argentinos utilizados para, según Dujovne, asegurar “el marco de una estrategia financiera integral y del programa financiero para el corriente año.” ¿De qué plan esta hablando?

De acuerdo al presupuesto nacional 2019, ningún gasto aumentará por encima de la inflación, excepto el pago de servicios de deuda. Luego del creciente endeudamiento y la brutal devaluación, los costos del pago en los servicios de deuda pública son enormes y condicionan todo el gasto público.

Aproximadamente uno de cada cinco pesos en el Presupuesto nacional 2019 se va en pago de deuda, siendo actualmente el mayor gasto del Estado. Muy por encima de lo destinado en Salud, Educación, la generación de empleo o subsidios sociales.

El macrismo ahora usa los ahorros nacionales para garantizar las ganancias del sistema financiero. De esta manera los fondos que debieran ir a la promoción de la industria, el empleo y el consumo, se van por la canaleta de la especulación.

A estos perversos fines del saqueo se suma otro problema. Esta deuda empeora la situación financiera del Banco Nación. El mismo hace dos meses tuvo que suspender las operaciones de descuento de cheques y la entrega de préstamos. A mediados del año pasado, el patrimonio neto del BNA llegaba a 113 mil millones de pesos, entonces el gobierno con estos bonos le acaba de restar aproximadamente el 35%.

Según el lenguaje de los economistas, el banco pasa por “una crisis de liquidez”. Traducido al criollo, al Banco Nación le falta plata.

Parece imposible, pero el gobierno es capaz de reventar un banco en pleno siglo XXI. ¿Será que la ambición macrista se combina con la inoperancia radical (que preside el BNA) y ambos desangran lentamente la entidad? ¿O tal vez se encuentren sentando las bases para una próxima privatización? La respuesta queda en el lector.

 

 

 

 

Notas Relacionadas